h1

…Volare…¡oh, oh…!

agosto 23, 2007

Después del 11-S las libertades individuales han pasado de moda y el que las defienda es casi acusado de amparar al terrorismo:070824dedo1.jpgPueden interceptar tu móvil y tu correo electrónico, pueden encerrarte sin pruebas por tiempo indefinido y con torturas incluidas. Pueden incluso hacer una guerra con el objetivo de prevenir algo que alguien con poder imagina que puede llegar a ocurrir.Pero ahora además también pueden, en nombre de la seguridad coger tu identidad y meterla en una tarjeta con un chip, donde esté tu nombre, tus rostro, tu iris y tus huellas dactilares. Así viajaremos más seguros.
Con la promesa de que además te vas a poder saltar la cola de los controles, EEUU ha impuesto su paranoia de vigilancia. No queda otro remedio, la humanidad entera es sospechosa. Color, raza, religión, sexo, nombre, apellidos y huellas, los datos que contiene la tarjeta que desde hace semanas funciona en decenas de aeropuertos de EEUU, en Nueva York, Orlando, Cincinnati, Indianápolis, Reno, Newark y el más reciente en San Francisco.
Y ahora, la Francia de Sarkozy, poco a poco y con mucha sutileza ‘mercy , si vu plé’ incorporan el método que tan buenos resultados está dando al aliado estadounidense. Los franceses han creado un fichero central al que voluntariamente los ciudadanos que viajen a y por Francia ‘alimentarán’ con sus datos personales para “facilitar un pasaje rápido a fronteras más allá del espacio Schengen”. Como seguramente todos queremos evitar las colas interminables cederemos los datos que nos pidan. Hoy es voluntario, la próxima vez, quizás nos pedirán traer una ecografía del estómago. Podríamos ser sospechosos de ser nosotros mismos.
El fichero, bautizado ‘Parafes’ conservará sus datos personales, su fotografía, la huella de su iris y la de ocho de sus diez dedos durante cinco años. Podrán compartirla con los demás países del espacio Schengen ( Para algo todos somos europeos), pero también con los amigos, Estados Unidos, que esperan ansiosos de tener, ¡por fin!, ¡el control de la humanidad!
Se ve venir, lo difícil que ya es montarse en un avión sin que te metan el detector de metales en el recto y te hagan caminar varios metros con los agujeros de los calcetines a la vista de todos. Cada vez es más difícil ser uno mismo. y es que al final tú, Juan, Roberta, Fulana, Mengano, ya no te pertenecerás ni a ti mismo.

One comment

  1. Me ha gustado la foto! Eso es lo que queremos hacer casi todos. Con lo de “temer al otro” nos están acaballando! Y allá vamos, las ovejitas: “sí, por favor, le quiero dar mis datos, pa’star protegi’o”. Si es que somos imbéciles!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: