h1

No te preocupes, el Estado te protege

agosto 31, 2007

¡El Estado vela por ti! ¡El Estado te cuida! El Estado cada vez se preocupa más por tu salud y si te bombardea con campañas tan infinitas como ineficaces es por tu bien. Campañas contra la anorexia, contra el hábito de fumar, contra la promiscuidad sexual, contra el consumo de drogas, contra el abuso de bebidas alcohólicas, o contra el exceso de velocidad
en las carreteras. Campañas y más campañas para mejorar la vida de los ciudadanos, que a duras penas sobrevivimos al acoso mediático, pero siempre más convencidos de lo preocupado que está el Estado por nosotros. ¿Será verdad que le importamos tanto al Estado?

fumar1.jpgSi miro a mi alrededor no veo ninguna campaña del Estado por proteger a sus ciudadanos contra el desempleo, contra la inseguridad jurídica, contra el poder apabullante de las grandes empresas. El Estado no tiene ningún interés en prometer o al menos insinuar la posibilidad de un empleo estable, quizás no para toda la vida (frase de risa entre los empresarios), pero al menos duradero. Una de las instituciones más importantes de la sociedad ha renunciado al hecho de protegernos. Ya no ejerce sus responsabilidades y tareas del Estado de bienestar, de garantizar cierto paraguas contra los aguaceros del mercado, contra la inestabilidad monetaria, de evitar la destrucción del espacio cultural público en beneficio del privado, de impedir que la cultura y la educación sean privilegios de clase, un producto más del consumo. Y el Estado benefactor se ha convertido en lo que el filósofo y escritor español, José Luis Pardo, llama el “Estado de la seguridad física”. Para ello lo primero que tienes que saber es lo frágil que eres, lo vulnerables que estás. Y eso cada día los medios de comunicación, la publicidad y las campañas del Estado se encargan de recordártelo. Hace apenas una semana la OMS anunciaba las plagas infecciosas que vamos a sufrir y de las que vamos a morir, cada día las células terroristas se multiplican y el Estado se esfuerza por protegernos con más cámaras de vigilancia. Las vacas locas hicieron lo suyo en nuestra psiquis cada vez más desconsolada, después llegó en su ayuda la neumonía asiática, que tuvo su éxito; y más recientemente revolvió más miedos la aparición de la gripe aviar, aunque sin dar todo lo que se esperaba de ella. Por lo demás, el Estado está satisfecho con su trabajo y nosotros no tenemos porqué preocuparnos. ¡El Estado nos protege!

Anuncios

2 comentarios

  1. zam, se te olvidó decir que no es solo el estado español el que se comporta así. Es general la cosa. Debes comprar, eso lo dicen todo el tiempo en todas partes, hasta que te convences que eso es lo que debes hacer. Pero no te protegen para nada, ni siquiera como comprador. ¿Cómo nos explica el estado (sea del país que sea porque son todos idénticos) esa “inyección de líquido” en los bancos, dinero mio, tuyo y de todos los demás contribuyentes; y nadie me explica qué harán para parar ese Euribor todopoderoso que nos está ahogando a todos, sea que tengas hipoteca como que no.
    ¿Estado protector? Falacia total.


  2. oye, rx68, a mi no me parece que se hable del estado español. Te sonará porque allí estás o algo así. La verdad es que eso nos está tocando a todos dondequiera que estemos viviendo. Un asco, vaya.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: