h1

Los extraterrestres

diciembre 18, 2007

Los extraterrestres llegan en Navidad o en pleno verano, la fecha es lo de menos, porque los extraterrestres siempre llegan, aunque no los esperen. Descienden de sus naves especiales y nadie les recibe. A su llegada, los extraterrestres encuentran ceños que se fruncen y muecas alargadas. Llegan con los ojos hundidos y una lucecita dentro que como un motor les hace andar sin detenerse, sin cansarse. et.jpg
Los extraterrestres hablan con un acento raro que pocos entienden y comen cosas absurdas y pintorescas, como arcoiris grillé o melocotones a la menta. Son tristes o felices, son bonitos, son feos, son altos, son bajitos, son tiernos y bruscos, son buenos y malos. Los extraterrestres copian las palabras que oyen, imitan los buenos chistes para ser simpáticos y aceptados; se camuflan con las ropas prestadas de un amigo, se compran una planta del lugar y la riegan para que al final se muera sin remedio; los extraterrestres ven una película de moda y no alcanzan a entender el desenlace de la trama. Los extraterrestres respiran como si siempre les faltara el aire y extienden el dedo señalando un lugar perdido entre su casa y el resto del universo. Los extraterrestres lloran cuando los demás creen que ríen. Con todos los dientes se ríen, no saben bien de qué, porque en verdad se lloran con todas las ganas que son capaces de esconder. ¡Los extraterrestres mienten para salvarse de ser extraterrestres!

5 comentarios

  1. Seres de otra galaxia, otro planeta, otro país, otra isla, otro barrio, otro grupo, otros.
    ¿Y cuando no eres de ninguna parte? ¿Cuando tu esencia de animal de manada se encuentra en medio del desierto más poblado?
    ¿Cuando miras a los demás y no los comprendes, no importa cuan despacio hablen? ¿Cuando te aburres y los ves a todos tan divertidos? (¿Son extraterrestres ellos también y finjen que no lo son?)
    ¿Cuando empiezas a cuestionarte cada una de tus decisiones porque “no pueden estar todos equivocados, debo ser yo” y empiezas a desaparecer en esa amalgama de “todos iguales”?
    ¿Qué hacer? ¿A que galaxia, a que planeta, a que país, a que isla, a que barrio, a que grupo irte, regresar? ¿Hay algún lugar al que regresar? ¿Alguno al que ir? ¿Donde nos reencontraremos con lo que somos? ¿Existe ese lugar fuera de uno mismo? Y cuando nos perdemos de nosotros, ¿a donde vamos? ¿con quién?


  2. Que buen texto!
    Me gusto mucho🙂


  3. Es lindo pensar que somos extra algo para otros, que haya alguien que este pensando en si existimos o no…
    Por otro lado, aqui entre nos, siempre somos un poco extraterrestres…

    Ah, la otra vez me gusto mucho La puta esperanza, me hiciste llorar.

    Besos
    Si queres visita mi sitio. Se llama Letras Cóncavas.


  4. Y, en el fondo, ¿hay alguna persona interesante que no sea un poco extraterrestre? No pasa nada. A mí me abandonó mi nave nodriza hace casi medio siglo y aquí estoy, sobreviviendo.
    El texto es estupendo. ¿Me lo prestarás para desasnar a unos macarras?
    Besos.


  5. Claro, profe, te lo presto, no. Te lo regalo. Esa es la verdadera revolución de la web…Cero copyright. ¡Todo es de Todos!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: