h1

Raúl Castro… me deprime

julio 13, 2008

¿Adonde ir? ¿Qué hacer? Ese es el dilema. Siempre me quiero ir de todas partes, pero se me acaban los lugares. Me aburro de mí misma, de mis posts, de mis palabras, de escribir siempre las mismas oraciones. ¡ME ABURRO! Este sábado cuando leí a Raúl Castro me dieron escalofríos y se me congeló esa idea del mañana que tengo en mi cabeza; esa foto, bueno, no es una foto, porque si es el futuro será un holograma, donde aparezco de regreso en mi isla pedaleando feliz junto al mar y riéndome. Y me río, sobre todo me río. Creo que me he pasado todo este tiempo reservándome una carcajada gigante para ese momento. Y no lo tengo preparado, casi nunca lo pienso, pocas veces lo sueño. Y de pronto, habla el más pequeño de los hermanos Castro, el menos querido y recuerdo de golpe la risa pendiente. El nuevo presidente cubano habla de cambios, de dinero, de producción, de productividad, de economía, de desarrollo. ¡Muy bien, General de Ejércitos!, pero yo espero las otras palabras, las que no llegan, las palabras exactas que vuelvan mi holograma un trozo de tierra, un rayo de sol, un lugar libre, donde trabajar y vivir: Raúl Castro no quiere decirlas, no las encuentra. Y yo me quedo sin destino, sin pasaje qué comprar. El holograma se deshace como si hubiera sido infectado con un virus de eso que danzan por internet a la caza de los que viven sin paracaídas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: