h1

¡Seremos como el Che!

octubre 8, 2008


El Che impreso en una pelota de béisbol, el Che en todas las camisetas y banderas, el Che de los carteles, de las consignas, el de los discursos, el Che convertido en un trozo de bronce, el Che de las monedas y los souvenirs. El Che hasta donde la imaginación no nos alcanza.  Y ya no hablo del marketing capitalista, abominado por convertirlo todo en mercancía rentable. Hablo de aterrizar en La Habana y ver al Che como un monigote omnipresente que puedes comprar y meter en tus bolsillos. Hablo de este mercantilismo ideológico sin decencia que llena las tiendas del país, de este renglón exportable en el que han convertido su figura sin que nadie se escandalice o asombre. Lo peor de todo es la connivencia de esta vena comercial con el discurso político. Sin contradicciones, ni cargos de conciencia en las escuelas mantienen la consigna histórica de los estudiantes cubanos.  “Pioneros por el Comunismo: ¡Seremos como el Che!” .  Los más pequeños de mi familia todavía la repiten y me preocupo si alguna vez se preguntarán qué coño significa ser como él.  En esta Cuba del silencio y la demagogia si el Che resucitara haría otra Revolución. Esta ya es una farsa.

4 comentarios

  1. Pero, mamita, no te pongas así! Nadie pide coherencias allí. Es algo tan falso, y puede que hasta doloroso para los pensantes, que lo han cancelado del vocabulario.
    Lo más terrible desde mi punto de vista es que se ha cancelado realmente de la vida de todos. Nadie es coherente: está bien robar porque tienes que sobrevivir; está bien estafar a tu hermano; es praxis tener más de una familia o por lo menos vari@s amantes (alivia las tensiones y ayuda a pasar el tiempo divertidos sin pensar en la COSA); en fin…pa’ que seguiL. ¡Seremos como el CHEEEEEE!


  2. Eso de las dos familias y las amantes, pues yo, romanticamente, en los primeros 15 años de Socialismo en Cuba, creia que eso era un vicio capitalista y que no pasaba en el socialismo porque el hombre nuevo y la mujer nueva no caerian en
    esas cosas y resulta que creo que ahora es peor. Yo creia ilusamente que los matrimonios serian mas unidos y no buscarian distracciones fuera de la casa.
    En fin, que el mundo sigue siendo igual ahora y siempre y aqui y alla, eso no depende del sistema social o politico… Uf, esto parece mas bien un desahogo espiritual.


  3. ¿El hombre nuevo y la mujer nueva? Sólo conozco estos que somos, los mismos, los de siempre. Pecadores para la Iglesia, seres humanos con tantas miles contradicciones, deseos, angustias. Con tantas mentiras, deseos, frustaciones y etcéteras varias e inconfensables.Un beso, a ambas por estar, por ser mejores que yo.


  4. Oye, no te eches “con el rayo”, que tu eres buena.
    Ah, y tambien “inteligente y prudente”… te acuerdas de ese cuento de tu niñez?.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: