h1

Perdonarle la vida

febrero 12, 2009

Tenía 17 años cuando leí por primera vez  Rayuela. Lo leí,  como se leen los libros normales, un capítulo detrás de otro, y no como cortazarsugería Cortázar con ese (des) orden creado por él. No entendí nada, pero me pareció maravilloso. Ya decía Lezama Lima que sentir era una manera de entender. Pues yo creo que sentí cada una de las palabras escritas por Julio Cortázar y a mi manera había entendido aquella historia de amor con La maga y el hambre parisina. Antes, ya me había leído Historia de Cronopios y de famas, también sus poesías entrecortadas y tristes.  De Cortázar me gusta todo, también los cuentos fascinantes y enrevesados, como su vida. Por culpa de ‘El perseguidor’ escrito por este gigante de barbuda sensibilidad empecé a escuchar jazz y descubrí a Charlie Parker.  Pero Cortázar no se agota, volví de mayor sobre Rayuela, insistí entre este laberinto de palabras entendí lo que quise. Entendí que hay gente maravillosa a la que la muerte debería perdonarle la vida.

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Me encanta! Yo también quiero sentir como manera de entender … (te copio) 🙂


  2. Rayuela es maravilloso y yo no lo habia leido hasta que mis hijos lo leyeron y me hablaron de este libro y fue por ellos que lo lei y cada dia me alegro mas de haberle hecho caso a mis hijos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: