h1

Mal de África

abril 5, 2009

Todos los años mi amiga A viaja a África y no es la única.  Miles de europeos viajan al continente negro cada año y regresan con esa nostalgia de haber extraviado los orígenes.  Los más poéticos le llaman a ese estado el Mal de África. Los turistas del primer mundo regresamos de allá manteroshaciendo discursos de lo que nos estamos perdiendo entre tanto desarrollo.  Mi amiga A habla de la belleza de la naturaleza, de la estupenda gracilidad de esos cuerpos marrones, de sus adornos salvajes, de sus blancos dientes y su orgullo tribal.  La cultura africana parece haberla atrapada; regresa despotricando de su trabajo y de esta vida esclava del egoísmo y la mundanidad.  Es increíble, pero todos coinciden, si leo los foro de los amantes de África los argumentos son los mismos.  La sensación es que el Mal de África es un hecho real. La contradicción también es real, cuando vemos a esos mismos africanos, que llegan a nuestras costas, amontonados en cayucos, sin sus adornos; cuando los vemos bajo nuestra  ventana traficando hachís, sentados en nuestras aceras con la nostalgia del que ha extraviado su camino entre un montón de CD’s falso y  la miseria de este mundo; cuando compartimos el banco del metro sin encontrar la gracia de sus cuerpos, ni la blancura de sus dientes.  No nos sentimos nostálgicos, ni hablamos del Mal de África.  Apretamos el bolso, apuramos el paso. Entonces, mi amiga A, se desborda y dice que estos negros, esta invasión de inmigrantes están arruinando el país y creando inseguridad. Nosotros somos los mismos. Ellos también.

4 comentarios

  1. La mente humana es muy compleja y los seres humanos igual. Parece que vemos a las personas segun el lugar donde nos encontremos o es que las personas se comportan segun el lugar donde esten… No se, es dificil entender las reacciones de los humanos, creo que los animales son menos complejos y mas facil es comprenderlos a ellos…


  2. A veces pienso que cuando llegamos a Africa, cualquiera sea el país que visitemos, sus habitantes deberían “apretar el bolso, apurar el paso”, porque la llegada del “blanco” no les ha traido nada bueno.
    Les hemos quitado todo lo quitable!!! Y lo mismo América Latina, India, cualquier nativo de lo que convertimos en el “tercer mundo”, nos debe tener pánico!!!!


  3. Creo que todas las realidades que se comentan son ciertas desde las perspectivas particulares.
    Lo que no se puede negar es el efecto de fascinacion que nos producen las culturas extrañas.
    Y eso viene siendo asi desde que Napoleon invadio Egipto o desde que se descubrieron las ruinas de Pompeya y comenzo el turismo arqueologico.
    Hoy sera el mal de africa o visitar Machupichu para energizarce.


  4. yo estuve en Africa hace 3 meses en un pueblo llamado Kabarnet,exactamente en un orfanato con 45 niños, estando con ellos, llevarlos de excursion etc… y pude sentir el mal de africa, me refiero cuando estaba con esa calor que tus neuronas van lentas y piensas en lentitud y pensar a veces que hago aqui me paso una cosa muy curiosa tuve una felicidad muy extremada es el mal de Africa, pisar tierra, sentirme vivo y lo mas gratificante sentir una union brutal con toda la gente que me rodeaba ( la vida) volver a pensar la vida es increible mágica!!! y aun la tengo me persigue me encanta!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: