h1

Una voz decía…

septiembre 2, 2009

Salía de mi curro casi corriendo por el pasillo para alcanzar la puerta cuanto antes.  A mis espaldas, unos pasos y una voz que decía casi susurrante:  “Estoy cansado de las cosas, tío.  Hoy o mañana llegaré a casa y empezaré a tirarlo todo por la ventana o mejor, regalaré las cosas que tengo, porque no quiero nunca más sentirme atado a nada, a nada”.  Me estremecí cuando escuché esto, era la voz de una persona joven, un chaval. Las palabras tenían un tono sincero y se me metió dentro “el nunca más sentirme atado a nada”.  La tentación hizo que me volviera, quería verle la cara, los ojos, ponerle cara a tanta generosidad.  Me volví sin más y lo ví. Tenía en las manos un manojo de folios, donde leía, era el guión del programa que estaba por empezar. La puerta del plató se entreabrió de golpe y escuché con claridad el rugido del público .  Era el espectáculo que comenzaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: