h1

Contradicciones de una oveja

noviembre 4, 2009

En las dictaduras, las personas son controladas en contra de su voluntad.  Los individuos son etiquetados y nombrados como una masa uniforme; a los más incómodos o intranquilos les abren expedientes, con fotos e  informes que otros escriben sobre lo que ellos dijeron en tal o más cual momento. Detalles que -nunca se sabe cuando- servirán para incriminarlos.  En las  dictaduras muchas personas eligen el anonimato, los espacios abiertos y evitan hablar demasiado.  En las llamadas democracias, las personas nos  etiquetamos nosotros mismos, por iniciativa propia colgamos los recuerdos más personales -como expedientes-  en lugares donde cualquiera pueda verlos, revelamos a voces nuestros gustos y preferencias,  respondemos sin pudor a las preguntas que empresas interesadas en sus clientes nos mandan a la dirección que dejamos a la vista de todos. En estas democracias, las personas nos abrimos alegremente  una cuenta en Facebook y  otra en Twitter para alistarnos sin reservas al archivo humano más grande y peligroso que existe…¿Para combatir las dictaduras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: