h1

Los amigos

noviembre 17, 2009

Dos niños se encuentran en un restaurante, los padres del niño A charlan en una mesa con otras dos personas.  Ignoran a los padres del niño B, que un sitio más allá beben unas copas de vino, mientras hablan de la crisis. El niño A se aleja unos metros de la mesa, se acerca con su pequeño coche de plástico al acuario donde se angustia un trío de langostas; ignoran que viven sus últimos minutos en el corredor de la muerte.  Las mira mientras rueda el autito sobre las paredes de vidrio, como si les mostrara un camino que no lleva a ninguna parte.  A su lado,  el niño B,  que escapó de la mesa antes de que sirvieran la cena y se acercó en silencio.  Atrapado entre la palma de su mano y sus dedos,  trae a un superhéroe.  Ambos se miran  con lentitud,  se concentran en las langostas, que inmóviles descansan en su cárcel transparente. El niño B apoya al superhéroe  contra el cristal,  lo acerca al coche  pero sin tocarse, ni decir nada, les basta con averiguar juntos  lo que ocurre en el fondo de la pecera, que se refleja en sus ojos.  El niño A accede  a que su coche se convierta en el medio de transporte del superhéroe.  Así que juntan manos y dedos, unos y otros para hacer coincidir esta aventura de rodar al unísono, en un ejercicio magistral de sincronización. Después a modo de aceptación total, se lanzan en una carrera entre las mesas del fondo, como dos viejos compinches de toda la vida.  La madre del niño A se levanta para ir al baño y sin querer golpea la silla del padre del niño B.  Choca con los ojos del hombre y le hace un casi imperceptible gesto de disculpa antes de seguir su camino.  Ellos, los adultos, nunca superarán este instante de (in)comunicación, en ese gesto estaban contenidas todas las palabras que iban a decirse. Sus hijos ya son amigos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Muy bueno!!!. Si, los niños hacen amistad mas rapido y mucho mas facilmente que los adultos… y se comprenden con solo una miradita.


  2. Los niños tienen virgen su cerebro y emociones. Estan recibiendo informacion, procesando, entendiendo… todo es mas simple. Los adultos ya tienen prejuiciado su juicio, ya desarrollaron por si solos o con la ayuda de alguien el recelo, la duda, la envidia…Cuanto daño sufren los ninos mientras de hacen adultos!.
    Lo narras, como siempre,de una forma agradable. Llevemosel mensaje a versi aun podemos salvar algunosadultos del mañana.


  3. Sí, creo que nos vendría bien (des)complicarnos un poco y recordar que alguna vez fuimos los que compartimos el coche de plástico, la muñeca, con otro, que no quería nada de nosotros, que no nos pidió nada, que sólo se quedó con nosotros por un rato, una hora, un día, y quizá es nuestro único amigo, por eso mismo. Porque fue así sin tantas historias, ni ponernos de acuerdo, ni preguntarnos qué coño querrá este de nosotros. En fin…somos ya demasiado adultos, ¡qué horror! Un beso, mamma, y cuenta algo



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: