Archive for the ‘política’ Category

h1

No coments

diciembre 14, 2009

Caro presidente…A la fine, é stato un pazzo, l’unico a mostrarti che non tutti ti vogliamo bene…ohh, maledetta violenza!

h1

Silvio Rodríguez no puede entrar a EEUU

mayo 5, 2009

obama-cuba

Esta noticia la publicamos unos pocos.  Hice una búsqueda y creo que la mayoría de las publicaciones ‘on line’  que se hicieron eco del hecho eran, unos cuantos periódicos del sur de España y el resto eran latinoamericanos.  Después de tanta mano tendida y tanto maquillaje protocolar sobre las relaciones Cuba de EEUU la realidad del día a día sigue repitiéndose inamovible desde hace 50 años.  EEUU ha negado el visado de  entrada al cantautor cubano Silvio Rodríguez.  ¿Por comunista? ¿Por poeta? ¿Por qué?  No dicen, no responden. El autor del mítico Unicornio intentaba asistir a la fiesta por los 90 años del músico Pete Seeger, pero el Departamento de Estado le dijo “No, ud no puede viajar a mi país”.  Esto sucedió pocos días después de que Barack Obama anunciara medidas de acercamiento a la isla. A las que Fidel Castro respondió con un “no queremos limosnas de EEUU”. Obama se lució de democrático y durante tres días presumió de pretender más de lo que es. Silvio, como le decimos en la isla, se quedó en casa y con él todos los fantasmas de Cuba y también los de EEUU.

h1

Los tovarich regresan a Cuba

octubre 30, 2008

¡Qué ironías tiene la vida! Hace poco más de un mes en una casi entrevista de trabajo le comenté a mi interlocutor que con la guerra fría a las puertas, en breve tendríamos a los rusos metidos en Cuba. No compartió mi opinión, pero es difícil saber ciertas cosas si no se vivió el romance del da, tovarich y el hurra, en los actos escolares. Después de que en 1990 la pasión cubano-soviética terminara, entre la frialdad de Gorbachov y los insultos de Fidel Castro, al que poco le faltó decirle que se metieran su tecnología atrasada por el… lugar indicado. Después de esos episodios de despecho parecía bastante improbable esta dulce reconciliación que están viviendo los rusos y los cubanos. Pero ambos se necesitan: Rusia para decirle a Washington que su escudo antimisiles será inútil si Moscú puede disparar cohetes a menos de 90 millas. Cuba, por su parte, necesita créditos, para comprar tecnología atrasada, carne en conserva, petróleo low cost y sobre todo para tener un aliado fuerte como son los tovarich.

Ya durante mis vacaciones en la isla me alarmaron algunos comentarios de admiración por Putin, un hombre fuerte. “Ese sí va a enfrentar a EEUU” o el otro, aún peor: “Ojalá vuelvan los rusos para ver si esto mejora”. Alguien de mi círculo cercano se leía una biografía del judoca, ex miembro de la KGB y por La Habana rodaban autobuses bielorrusos, casi los mismos que en 1990 se podían meter por ahí. El eje Venezuela-Rusia-Cuba parece más que consolidado. Chávez ha comprado submarinos, aviones de guerra y armamento ligero de variado tipo y Castro le sigue la onda, porque la historia es cada vez más ciclíca y menos dialéctica. Cuando estuve en Cuba este otoño, la mayoría de las personas con las que hablé esperaban con ansia, casi con alegría la llegada de los rusos. Ya están allí, para bien y para mal. Enchufarán sus equipos en sus antiguas bases militares que tienen en cubita la bella y recomenzará la telenovela que ya conocemos. Los cubanos siguen esperando que alguien los salve. Esperan, como en aquella obra en la que no llegó nadie nunca. Esperando a Godot.

h1

Italia, el primer cumpleaños de la cinquecento

julio 26, 2008

Italia, me cuesta escribir de ti. Me duele escribir de ti y sin embargo, todos los días te pienso. Cada vez que me siento delante del ordenador pospongo este post de reproche que te debo desde hace varios años. Hoy la pústula está más enconada que cuando yo te sufría. Ahora en Italia ya se puede presumir de racismo, en voz alta sin que nadie te calle, lo certifica Berlusconi, lo aprueba Bossi y este centro izquierda inútil, que entre tanto bandazo ideológico, ha terminado por ser peor que la derecha. Cada día el horror crece en los periódicos y mi amiga milanesa dice que aún más en las calles. Los peores han convencido al resto de que los culpables son el gitano, el indigente, el gay, el extranjero. Lo que quieren es que no miremos la realidad de frente, así no nos enteramos de que la mafia es la primera potencia económica de Italia, que pronto el Ejército patrullará las calles, como en tiempos de Mussolini, que crearán una base de datos de huellas dactilares y de ADN para postular a delincuente a toda la comunidad gitana, incluidos los menores. Hoy el Gobierno de la república italiana de las bananas ha decretado el Estado de Emergencia, porque los inmigrantes están invadiendo ‘il bel paese’, pero hace solo dos días Berlusconi se autoblindó con una ley que lo protege contra todos sus procesos de corrupción y asociación mafiosa. El poder filtra su mierda en la abulia social de la que no hay cómo salir. Los políticos hablan en público con los pies encima de la mesa y el insulto listo para escupirlo sobre los que pueden ser insultados sin posibilidad de defensa. Yo mientras tanto, tatareo ‘Oh, bella ciao’ y  pienso en los que dejé de testigos por aquel lado. En estos días en que tuve que escribir la noticia de la indiferencia de los bañistas ante la muerte de dos niñas gitanas me sentí uno de esos dos cuerpos sin vida , cubierto apenas por unas toallas, mientras en la playa todos seguían como si nada hubiera pasado. Era un día perfecto para tomar el sol. El egoísmo ha vencido y los italianos hoy celebran con entusiasmo el primer cumpleaños de la nueva FIAT quiniento.

h1

Castro autoriza…los desfiles de moda

abril 24, 2008

El título, una broma en serio. Visto que todos los titulares de El Mundo sobre Cuba empiezan así, pues me he apropiado de ese estilo tan…eso, periodístico. Lo cierto es que resulta raro que esta excelente noticia, no la hayan rebotado los medios españoles, tan adictos a la “patata frita informativa” sobre Cuba. Primero fueron los móviles, los DVD’s, los ordenadores. Ahora, siguiendo la onda ‘light’ de las reformas se organiza por primera vez el desfile de moda de un estilista extranjero, el italiano Rocco Barocco (¡con este nombre cacofònicamente pornográfico, para colmo!). Como les cuento, el desfile que fue este jueves en un importante hotel de La Habana, tuvo el dulce encanto de la cutrez.

No hubo pasarela, ni público vip, de esos que lucen gafas negras y perlas en Milán. No hubo gays con perritos de raza, ni chicas Almodóvar, como en Cibeles. Se ve a un tipo con ojos hambrientos que desde la primera fila mira a la modelo. En este la chica desfiló con cara de penitencia por un triste pasillo . ¿Estas son las medidas aperturistas del nuevo Gobierno cubano? Hay otra foto, en la que varias camareras fisgonean a través de una ventana. La primera, mira entre asombrada y curiosa a la modelo, lo hace a escondidas. Lo intuyo por la tensión del gesto de su boca, quizás le está diciendo a su compañera que mira agachada, “¡shhhh, cállate, coño, que nos van a pillar!”. Quizás (creo que son tres las camareras) tenían que estar en la octava planta limpiando la habitación del tal Barocco, pero las chicas somos así, curiosas… Disfrutando de la libertad del primer desfile internacional de moda en Cuba 2008.

h1

Haz algo de Couso, pero sin dar caña…

abril 8, 2008

Un 8 de abril, pero hace cinco años un tanque estadounidense, de esos que siempre equivocan el blanco, mató a José Couso, un cámara de la cadena Telecinco. ¿Estaba en el lugar y en el momento equivocado? No lo creo, yo también hubiera estado ahí contando mi verdad. Couso estaba haciendo valer ese derecho a la libertad de información, eso que algunos confunden con los insultos en los programas del corazón. Lo cierto es que en Iraq han muerto más de 300 periodistas, desde que empezó la operación estadounidense para salvar al mundo del terrorismo. Es la cifra más alta de profesionales de la información muertos desde Crimea en 1854, donde murió el primer corresponsal. No exagero, es así. El día que los soldados estadounidenses dispararon al Hotel Palestina, de todos conocido, sede de la prensa, murió el cámara español José Couso y un colega ucraniano, Taras Protsyuk de la Agencia Reuters. Hoy me pidieron que escribiera algo sobre la muerte del reportero, víctima de la guerra. Mi jefa me ha advertido de escribirlo, pero sin dar mucha caña. No entendí la frase y la entendí tan bien que me quedé aplastada sin saber qué pensar. No dar mucha caña. Eso es precisamente lo que ha hecho el Gobierno español con el caso Couso. No darle mucha caña a EEUU. No sea que, el pobre Bush, se enfade con tanta ingratitud y en la próxima cumbre el presidente del Mundo olvide saludar a Zapatero.

h1

Raúl Castro autoriza…

marzo 28, 2008

Desde hace varias semanas Cuba vuelve a las noticias. Autorizan a los cubanos a la normalidad de muchos. Los cubanos por ley podrán tener vídeos, televisores a colores, hornos microondas; los cubanos podrán comprarse un ordenador para escribir sus cartas al olvido; los cubanos -¡esta es la más reciente!- podrán tener móvil. Lo que los cubanos podrán tener tendrán que pagarlo con divisas, es decir con una moneda que no perciben por su trabajo. El Gobierno de Cuba mete a sus ciudadanos dentro de la ley y acepta ver lo que tiene delante de sus ojos. Porque en Cuba desde hace muchos años miles de personas tienen ordenadores, vídeos, microondas, gracias al mercado negro, a la bolsa negra, esa inexcusable camarada de los países comunistas, donde la mayoría de las cosas normales están prohibidas. Leo todas estas noticias despacio y me amarga pensar en el equívoco que esconde el desliz autocomplaciente y entusiasta de la prensa. Yo, como otros tantos, no me fuí de Cuba para tener móvil, ni microondas, ni ordenador. Excepto el móvil, tenía el resto, por la vía antes mencionada. Yo, perrito cubano, me fuí de Cuba para que me dejaran ladrar, maullar, aullar, en fin HABLAR. Y esa es la noticia que estoy esperando con impaciencia. Quisiera leer en estos días: Raúl Castro autoriza… a hablar, a leer, a pensar y a decir LO QUE LE DE LA GANA A LOS CUBANOS. Después de eso, sería feliz . Lo prometo.