Posts Tagged ‘cubanos’

h1

Raúl Castro… me deprime

julio 13, 2008

¿Adonde ir? ¿Qué hacer? Ese es el dilema. Siempre me quiero ir de todas partes, pero se me acaban los lugares. Me aburro de mí misma, de mis posts, de mis palabras, de escribir siempre las mismas oraciones. ¡ME ABURRO! Este sábado cuando leí a Raúl Castro me dieron escalofríos y se me congeló esa idea del mañana que tengo en mi cabeza; esa foto, bueno, no es una foto, porque si es el futuro será un holograma, donde aparezco de regreso en mi isla pedaleando feliz junto al mar y riéndome. Y me río, sobre todo me río. Creo que me he pasado todo este tiempo reservándome una carcajada gigante para ese momento. Y no lo tengo preparado, casi nunca lo pienso, pocas veces lo sueño. Y de pronto, habla el más pequeño de los hermanos Castro, el menos querido y recuerdo de golpe la risa pendiente. El nuevo presidente cubano habla de cambios, de dinero, de producción, de productividad, de economía, de desarrollo. ¡Muy bien, General de Ejércitos!, pero yo espero las otras palabras, las que no llegan, las palabras exactas que vuelvan mi holograma un trozo de tierra, un rayo de sol, un lugar libre, donde trabajar y vivir: Raúl Castro no quiere decirlas, no las encuentra. Y yo me quedo sin destino, sin pasaje qué comprar. El holograma se deshace como si hubiera sido infectado con un virus de eso que danzan por internet a la caza de los que viven sin paracaídas.

Anuncios
h1

Raúl Castro autoriza…

marzo 28, 2008

Desde hace varias semanas Cuba vuelve a las noticias. Autorizan a los cubanos a la normalidad de muchos. Los cubanos por ley podrán tener vídeos, televisores a colores, hornos microondas; los cubanos podrán comprarse un ordenador para escribir sus cartas al olvido; los cubanos -¡esta es la más reciente!- podrán tener móvil. Lo que los cubanos podrán tener tendrán que pagarlo con divisas, es decir con una moneda que no perciben por su trabajo. El Gobierno de Cuba mete a sus ciudadanos dentro de la ley y acepta ver lo que tiene delante de sus ojos. Porque en Cuba desde hace muchos años miles de personas tienen ordenadores, vídeos, microondas, gracias al mercado negro, a la bolsa negra, esa inexcusable camarada de los países comunistas, donde la mayoría de las cosas normales están prohibidas. Leo todas estas noticias despacio y me amarga pensar en el equívoco que esconde el desliz autocomplaciente y entusiasta de la prensa. Yo, como otros tantos, no me fuí de Cuba para tener móvil, ni microondas, ni ordenador. Excepto el móvil, tenía el resto, por la vía antes mencionada. Yo, perrito cubano, me fuí de Cuba para que me dejaran ladrar, maullar, aullar, en fin HABLAR. Y esa es la noticia que estoy esperando con impaciencia. Quisiera leer en estos días: Raúl Castro autoriza… a hablar, a leer, a pensar y a decir LO QUE LE DE LA GANA A LOS CUBANOS. Después de eso, sería feliz . Lo prometo.