Posts Tagged ‘Italia’

h1

No coments

diciembre 14, 2009

Caro presidente…A la fine, é stato un pazzo, l’unico a mostrarti che non tutti ti vogliamo bene…ohh, maledetta violenza!

Anuncios
h1

Aprendiendo a morir

octubre 24, 2008

Gomorra, el libro del horror. Es la primera vez que un italiano habla de la mafia con tanta honestidad, sin el estúpido sentido del patriotismo, ese que decía el mafioso de Giulio Andreotti de lavar los trapos sucios en casa. Es la primera vez que un periodista italiano se atreve a contarlo, a sabiendas de qué la camorra napolitana lo va a matar. Yo estoy segura de que lo harán, a su manera brutal o simularán un delicado y sospechoso accidente. Pero lo peor no es que la mafia quiera deshacerse de Roberto Saviano por contar lo que no debía. Lo peor de todo es que en pleno siglo XXI exista un barrio en Nápoles, ‘Parco verde’, donde los chavales, como en un Bronx a la italiana, crezcan no para ser maestro o mecánico de aviones, sino para ser carne de cañón. En Parco verde, los niños no hacen cursos de gimnasia, ni van a clases de pintura. En este pueblo napolitano sólo se aprende a morir. Lo peor es que este periodista de 29 años lo contó a los cuatro vientos y todo sigue como antes. Lo único que ha cambiado es la vida de Saviano, que ahora tiene que compartir sus días con dos guardaespaldas. Entre la conmoción y el horror estoy leyendo Gomorra, este libro, novela-ensayo, testimonio real del control de la mafia sobre todas las estructuras socioeconómicas italianas. Mientras yo lo leo, el Gobierno de Silvio Berlusconi, como el precedente, el anterior, el próximo, no mueve un dedo y los niños de ‘Parco verde’ continúan aprendiendo a morir.

Aquí unos segundos de la película ‘Gomorra’, adaptación de Matteo Garrone, con una prueba de iniciación con la que la mafia bautiza a sus futuros colaboradores: Les ponen un chaleco antibalas y les disparan. ¡Dantesco!

Apelo de los Premios Nobel para que el Estado italiano proteja a Roberto Saviano

h1

Italia, el primer cumpleaños de la cinquecento

julio 26, 2008

Italia, me cuesta escribir de ti. Me duele escribir de ti y sin embargo, todos los días te pienso. Cada vez que me siento delante del ordenador pospongo este post de reproche que te debo desde hace varios años. Hoy la pústula está más enconada que cuando yo te sufría. Ahora en Italia ya se puede presumir de racismo, en voz alta sin que nadie te calle, lo certifica Berlusconi, lo aprueba Bossi y este centro izquierda inútil, que entre tanto bandazo ideológico, ha terminado por ser peor que la derecha. Cada día el horror crece en los periódicos y mi amiga milanesa dice que aún más en las calles. Los peores han convencido al resto de que los culpables son el gitano, el indigente, el gay, el extranjero. Lo que quieren es que no miremos la realidad de frente, así no nos enteramos de que la mafia es la primera potencia económica de Italia, que pronto el Ejército patrullará las calles, como en tiempos de Mussolini, que crearán una base de datos de huellas dactilares y de ADN para postular a delincuente a toda la comunidad gitana, incluidos los menores. Hoy el Gobierno de la república italiana de las bananas ha decretado el Estado de Emergencia, porque los inmigrantes están invadiendo ‘il bel paese’, pero hace solo dos días Berlusconi se autoblindó con una ley que lo protege contra todos sus procesos de corrupción y asociación mafiosa. El poder filtra su mierda en la abulia social de la que no hay cómo salir. Los políticos hablan en público con los pies encima de la mesa y el insulto listo para escupirlo sobre los que pueden ser insultados sin posibilidad de defensa. Yo mientras tanto, tatareo ‘Oh, bella ciao’ y  pienso en los que dejé de testigos por aquel lado. En estos días en que tuve que escribir la noticia de la indiferencia de los bañistas ante la muerte de dos niñas gitanas me sentí uno de esos dos cuerpos sin vida , cubierto apenas por unas toallas, mientras en la playa todos seguían como si nada hubiera pasado. Era un día perfecto para tomar el sol. El egoísmo ha vencido y los italianos hoy celebran con entusiasmo el primer cumpleaños de la nueva FIAT quiniento.